"Temperamento y Homeschooling"

Después de haber leído el artículo niños de alta demanda, pensé que sería bueno escribir sobre la relación que existe entre el temperamento y el homeschooling, por la razón que muchas personas critican el "Homeschooling"  basándose en la observación de algunos rasgos del temperamento de niños educados en el hogar, pues si para su parecer son negativos o difíciles, juzgan que es producto del Homeschooling, lo cuál no es cierto, el Homeschooling y una crianza respetuosa puede hacer maravillas por un niño con características de temperamento  difícil.

Hace tiempo tiempo revise un libro El niño Díficil y me parecen muy bueno como referencia para saber un poco más sobre el temperamento.

Qué es el temperamento?

Son características con las cuales el niño o niña nace, la parte heredada de su personalidad, es el cómo del comportamiento y no el por qué. No es preguntarse: ¿Por qué mi hijo se comporta así cuando queremos vestirlo? sino: ¿Cuando queremos vestirlo? ¿Cómo reacciona o actúa?

"Una vez un familiar me dijo, conozco a niños homeschoolers pero son antisociales, en serio no son amistosos" Pues quizás este pariente observó a un niño con con una respuesta inicial difícil.

Según el autor del libro, un estudio longitudinal en New York definió nueve rasgos temperamentales, él añadió un décimo:

1. Nivel de actividad: ¿Cuán activo o intranquilo es su hij@ desde que nació?
Fácil: Bajo o moderado
Difícil: Alto, hiperactivo
2. Control de sí mismo:¿ Es capaz de controlarse? ¿Qué tan impulsivo es? 
Fácil: Alto, paciente.
Difícil: Escaso, impulsivo
3. Concentración: ¿Qué tan fácilmente se distrae? ¿Es capaz de concentrarse? 
Fácil: Buena, persevera en la tarea.
Difícil: Pobre, se distrae.
4.  Intensidad : ¿Qué tan bullicioso es? ¿Qué tan fuerte es su personalidad? ¿Qué tan dramática es?
Fácil: Baja, leve, de bajo perfil.
Difícil: Alta, ruidoso, obstinado.
5. Regularidad: ¿Cuán previsibles son sus horas de sueño, apetito, movimientos intestinales?
Fácil: Regular, predecible.
Difícil: Irregular, errático.
6. Persistencia: ¿Qué tanto persevera cuando esta interesado en algo?
Fácil: Baja, se encauza con facilidad.
Difícil: Alta, obstinado, no se da por vencido.
7. Umbral sensorial: ¿Cómo reacciona frente a los estímulos sensoriales: texturas, sabores, luces , sonidos?Fácil: Alto, pocas cosas lo molestan.
Difícil: Bajo, físicamente sensible.
8. Respuesta inicial: ¿Cómo es su respuesta inicial a lo novedoso?
Fácil: Se acerca
Difícil: Se retrae
9. Adaptabilidad: ¿Cómo reacciona a las transiciones y cambios?
Fácil: Buena, flexible.
Difícil: Pobre, rígido.
10. Estado de ánimo predominante: ¿Cuál es su estado de ánimo básico: Alegre o serio?
Fácil: Positivo, alegre, optimista.
Difícil: Negativo, serio, malgeniado.

En cada categoría nos encontramos con un rasgo o espectro. En un extremo el comportamiento del niño o niña facilita la educación, mientras que en el extremo opuesto la tarea de educar será más ardua. Mientras el niño o niña tenga más número de rasgos dentro del sector difícil y según el tipo de atención y familia donde se desenvuelva, éste es clasificado muchas veces de fácil o difícil de educar. 

Para los niños con más número de rasgos temperamentales difíciles el "Homeschooling" resulta un método y estilo muy apropiado de educación, gracias a él los padres puedan darle una  educación personalizada, respetuosa que se adapte a sus rasgos temperamentales y a partir de allí encauzar esos rasgos "difíciles", o de alta demanda, hacia algo muy positivo, por ejemplo un niño con bajo umbral sensorial puede convertirse en una persona aparente para el arte, disciplina donde se necesita sensibilidad hacia los colores, sonidos, sabores, etc. 

Por otro lado muchas veces en las escuelas tradicionales los niños con rasgos de temperamento "difíciles" son etiquetados  como hiperactivos, rebeldes, antisociales, malcriados, mimados etc. lo que ocasiona en la mayoría de casos baja autoestima,  y un posible desarrollo negativo de la personalidad más adelante.