¿Cuáles son las VENTAJAS de educar en casa?

Por Laura Mascaro
La principal ventaja es que cada familia puede organizarse como mejor le convenga. No hay horarios pre-establecidos más allá de los que la propia familia se auto-imponga.

No hay objetivos curriculares marcados por una escuela o un ministerio. Los niños (y los padres) no tienen la presión de saber que necesariamente deben aprender determinada materia en determinado plazo. No hay deberes y no hay exámenes.
No hay un timbre que marque el ritmo de estudio. Uno no tiene por qué dejar una actividad con la que está disfrutando, en la que está concentrado, sólo porque se haya terminado la hora dedicada a esa materia.
De hecho, ni siquiera hay materias en el sentido de asignaturas escolares. ¡El mundo no está dividido en asignaturas! Por eso, muchas familias deciden trabajar a través de proyectos de modo que lo que serían las asignaturas escolares se estudian de forma transversal. Y otras familias deciden hacer “unschooling”, es decir, aprenden de la vida misma, aprenden las cosas haciéndolas y las hacen porque quieren hacerlas.