¿Existe el arrepentimiento o malas experiencias en educar en casa? ¿Se puede volver al colegio después sin problemas de adaptación?

Por Laura Mascaró

Sí, se puede volver. Y los motivos, una vez más, son de lo más variado.

Hay quien matricula a sus hijos en algún curso de la ESO para que puedan obtener el título a la misma edad que los otros niños. Hay quien escolariza por una cuestión de organización familiar, a veces a causa de un divorcio y, otras veces, porque los dos progenitores tienen que  trabajar fuera de casa a jornada completa. También se dio el caso de una familia que educaba en casa a sus dos hijos adoptados, tras una pésima experiencia del mayor en la escuela infantil.
Cuando iniciaron los trámites para adoptar al tercero, el hecho de estar educando en casa fue motivo de peso suficiente para no conseguir el certificado de idoneidad (lo cual, a mi parecer, es una decisión de dudosa legalidad).
Para ese matrimonio, en ese momento, resultó más importante el hecho de adoptar un tercer hijo que la posibilidad de educarlos en casa. Tuvieron que elegir.
En España, durante toda la etapa de educación obligatoria (Primaria y Secundaria) puedes reintegrar a los niños en el sistema educativo en el curso que les corresponde por edad. Algunas familias solicitan que los asignen a un curso inferior para facilitar su adaptación pero, en muchas ocasiones, el nivel académico de los homeschoolers es superior al de los niños escolarizados.