5 años sin Escuela

Noviembre es un mes especial para mí.  Mis dos amores cumplen años, mi amor chiquito cumplirá 5 años y si estuviera escolarizado haría promoción en el Jardín de niños.

Qué reflexiones puedo hacer en este tiempo:

Puedo decir que elegir no enviar a mi hijo a un jardín de niños ha sido una de nuestras mejores decisiones. En este tiempo he podido ver y sentir que nuestra conexión familiar crece y se fortalece.




En sus cortos 5 años mi pequeño Bryan "Ha aprendido a aprehender" es autómata en las cosas que desea aprender, puedo decir con cierta vanidad que él no sabe lo que significa "Ven niño hoy aprenderás esto"  

Bryan tiene un gran interés en los números, hay días que despierta y nos pregunta: Mami, ¿Cuánto es 10 cubos de mil? (base10) o coge una wincha y pregunta ¿Por qué 100 pulgadas es más largo que 100 centímetros? y puedo seguir con todos esos momentos mágicos y chispeantes donde su interés genera aprendizajes significativos y profundos. Definitivamente el tiene una mente inclinada a lo lógico matemático, desde ahora me dice que cuando crezca va a construir casas de verdad.

Ya casi he terminado de regalar todos los libros de aprestamiento (con hojas lindas para trabajar nociones) pues no las necesita, mi mente escolarizada y mis ganas de verlo hacer "tareitas" aún guardaban esperanzas de usar los libros.

Me he convertido especialista en grupos de paseo, por ser hijo único he realizado esfuerzos mayores por crear situaciones donde pueda desarrollar habilidades sociales, visitas a la familia, organización de tardes de juegos, picnis en el parque, días de playa, citas en playground, visitas a diferentes instituciones y puedo seguir. 

Con alegría puedo decir que va progresando y que la idea de que los niños homeschoolers o unschoolers son antisociales, que viven en una burbuja y son raros es un MITO.

Por estos días Bryan despierta y nos dice quiero escribir lo que he soñado y nos dicta sus sueño y si desea dibuja o nos indica como dibujar, luego le muestra la hoja a todos y pide que lean su sueño.

Muchas personas me escriben y preguntan como empezar y que hacer para ser homeschoolers/unschoolers, les puedo decir que empieza en el corazón es un deseo de ver a tu hijo crecer naturalmente, de aprender según sus intereses, de conectar a tu familia...si lo deseas con todo tu corazón luego viene lo demás..mi frase es "El amor aleja todo temor" yo amo el educar sin escuela, no tengo miedo a la presión social, familiar, educativa, sé que vamos por buen camino y eso me basta. 

Si necesitan respuesta a muchas de sus preguntas, les invito a visitar la sección "preguntas y respuestas" (FQs) en una de mis pestañas del blog, o pueden ir directamente en este link.